martes, 30 de junio de 2009

MISTERIOS GOZOSOS - POESÍA *** EMMA MARGARITA *** MACARENA



Poesía es Amor. Aquí dejo poesía, escrita por un ser de luz, poesía que es Oración. Para acompañar los Misterios del Santo Rosario.
Gracias, Emma Margarita, por tu generosidad.


MISTERIOS GOZOSOS

Por
Emma Margarita R. A.- Valdés

LA ENCARNACIÓN DEL HIJO DE DIOS

Una virgen humilde, fiel, sencilla,
a Ti, Señor, consagra su inocencia,
y encarna en sus entrañas la presencia
del fruto celestial de tu semilla.

Elevas, en su seno, nuestra arcilla
al reino de tu eterna convivencia;
es María, con fe en tu providencia,
quién alumbra la Vida en la otra orilla

Tu voz, que se hace carne en feliz día,
nos llama a conocer tu voluntad
y a llevar tu mensaje de alegría.

Deseamos seguirte y que María,
nuestra Madre en la cruz de tu hermandad,
sea, para tu gloria, ejemplo y guía.

LA VISITACIÓN DE MARÍA A SU PRIMA ISABEL

Eres, María, amor y sacrificio,
por Isabel nos muestras tu amistad,
la gracia de tu generosidad,
el don de mansedumbre y de servicio.

Tu cuerpo es el Sagrario, el edificio
que abriga a la inmortal divinidad,
y agradeces al Padre la bondad
de hacer de ti, su esclava, el ser propicio

Venga siempre en tu dulce compañía
la Palabra de Dios, nuestro Señor,
y resuene en las almas su armonía.

¡Visita nuestro hogar, Virgen María!.
¡Acércanos a tu hijo, el Redentor,
cólmanos de tu fe y tu valentía!.
EL NACIMIENTO DEL HIJO DE DIOS

Vienes al mundo, Rey de tierra y cielo,
en modesto pesebre, en la pobreza,
a conquistar la espiritual riqueza
que elevará a los hombres de este suelo.

Es tu vida el deífico modelo
para hacer humildad de la grandeza,
de la debilidad, la fortaleza,
y del dolor, el gozo de tu vuelo.

En Belén amanece tu misión
con el Sol de bondad y de clemencia
que ilumina la senda del perdón.

Te ofrecemos por cuna el corazón.
¡Llénalo, Niño-Dios, con tu presencia
para hacer de la vida una oración!.


LA PRESENTACIÓN DEL NIÑO JESÚS EN EL TEMPLO

En el Templo de Dios estás, María,
y presentas a tu hijo al Creador,
es el Hijo nacido por su amor
y, en el altar del mundo, Eucaristía

Se cumple la divina profecía
y te anuncian la espada del dolor,
la humana redención por el pastor
de la gloria, en Calvario de agonía

Somos, Señor, los hijos desterrados
del templo de la luz y de la paz,
paraíso al que fuimos destinados.

Con la cruz del dolor purificados,
alcanzaremos la felicidad
porque en María estamos liberados.

EL NIÑO PERDIDO Y HALLADO EN EL TEMPLO

Eres Hijo de Dios y es tu destino
la morada del Padre universal,
el hogar de tu espíritu inmortal
donde Tú eres Verdad, Vida y Camino.

Habitas en el templo en pan y en vino,
y permaneces fiel hasta el final;
limpias el alma en pila bautismal
y el cuerpo es catedral del Ser divino.

Por la tortuosa ruta de la vida
nos hemos desviado tantas veces
que llevamos la esencia malherida.

Apiádate, Señor, de la afligida
humanidad que eleva a Ti sus preces
y en el templo será en Ti renacida.




Fuente:UNIVERSO LITERARIO


Maricarmen

MACARENA

Reflejos A través de los años, en esa constante de visualizar espejos que van tallando en ellos vivencias, vida. Al pasar el ti...