jueves, 13 de agosto de 2009

ES TENER EL CIELO... *** MACARENA *** UNA VEZ VIVÍ ***





ES TENER EL CIELO ADENTRO

"El que comulga se pierde en Dios como una gota de agua en el océano. No se los puede separar. Cuando acabamos de comulgar, si alguién nos dijera: ¿Qué llevas a tu casa?, podríamos responder:"Llevo el cielo". Un santo decía que somos puertas de Dios. Es verdad, pero no tenemos bastante fe. No comprendemos nuestra dignidad. Saliendo de la mesa santa somos tan felices como lo hubiesen sido los Reyes Magos de poder llevarse al Niño Jesús.

No digan que no son dignos de El. Si lo que nuestro Señor hubiese tenido en cuenta hubiese sido nuestra dignidad, nunca habría instituido su hermoso Sacramento de Amor, pues nadie en el mundo es digno de El, ni los santos, ni los ángeles, ni los arcángeles; pero El ha tenido en cuenta nuestras necesidades, y todos tenemos necesidad de El. No digan que son pecadores, que tienen demasiadas miserias y que es por eso, por lo que no se atreven a acercarse. Sería tanto como alguién que dijese que está demasiado enfermo y no quieres probar remedio, que no quiere llamar al médico."

Es tan generoso que nos entrega su cuerpo y sangre, y podemos sentirnos cobijados bajo su amparo y el de su Madre, nuestra Madre del Cielo.





Maricarmen






MACARENA

Reflejos A través de los años, en esa constante de visualizar espejos que van tallando en ellos vivencias, vida. Al pasar el ti...