lunes, 18 de agosto de 2008

UNA PAUSA **** UNA VEZ VIVÍ



Un espacio en busca de sosiego, una forma sencilla de oración en la pausa diaria.
Busco un lugar tranquilo y un momento libre.
Me voy relajando, acallando el ruido interior y tomando conciencia de que estoy conmigo misma para poder hablar con Alguien que me acompaña.
Pido luz, ser lúcida, intentando vivir en transparencia, sin luz la vida se vuelve un laberinto oscuro y caemos en la confusión.
Por dónde pasa mi Señor, voy recorriendo el día, viendo las pequeñas o grandes presencias de Dios en las personas, en los sentimientos, en las lecturas o en el trabajo cotidiano.
Doy gracias recorriendo el bien recibido y el bien que quisiera realizar.
Pido perdón por todo lo errónea, dañino o negativo que haya podido hacer, involuntariamente.
Y pregunto con fe, inmensa fe, que se agiganta día a día, y cuando siento en mi interior dudas, allí está...
en cada “palabra” su respuesta.
Es un momento de paz...

Mari Carmen.

18/08/2008 20:08

Reflejos A través de los años, en esa constante de visualizar espejos que van tallando en ellos vivencias, vida. Al pasar el ti...