viernes, 25 de septiembre de 2009

HUELLAS LEGIONARIAS *** MACARENA *** UNA VEZ VIVÍ







EL LEGIONARIO VE Y SIRVE EN CADA PERSONA A QUIEN VISITA, A SU SEÑOR JESUCRISTO.


Bajo ninguna circunstancia deben hacerse las visitas por simple compasión. El espíritu de la Legión consta en ver en nuestro hermano a nuestro Señor, en los más necesitados, carentes marginados por la sociedad, es allí donde comienza la ofrenda de servicio.
Nuestra visita debe ser realizada con humildad, y ver en el otro a un ser superior, solo así se nos abrirán las puertas y se puede llegar a entablar lazos de verdadera amistad, para luego cumplir con el objetivo evangelizador.

Recordemos la palabra: “cada vez que lo hicisteis con un hermano mío de esos más humildes, lo hicisteis conmigo (Mt 25,40)”

Humildad y amor, darse con verdadera entrega a semejanza de nuestro Señor.



MACARENA

Reflejos A través de los años, en esa constante de visualizar espejos que van tallando en ellos vivencias, vida. Al pasar el ti...