Ir al contenido principal

Tristeza y Alegría ♥♥♥ UNA VEZ VIVÍ ♥♥♥ MACARENA ♥♥♥


Aprender a ver lo esencial, esos sentimientos del alma que nos inundan, aprender a compartir, la alegría y la tristeza, arropando con ternura, entregando tiempo… atención... afecto...
Seguramente estas dos expresiones, si  fuesen observadas, cuidadas, desde el interior de nuestro ser,  hacia el otro..., mi semejante… aprendiendo a ver... comprendiendo...seguramente... 

María del Carmen Menéndez García




Cuando nació mi alegría...
Y cuando nació mi Alegría, la alcé en brazos y subí con ella a la azotea de mi casa, a gritar:
- ¡Venid, vecinos! ¡Venid a ver! Porque hoy ha nacido mi alegría: venid a contemplar este ser placentero que ríe bajo el sol.

Pero fue grande mi sorpresa cuando ningún vecino mío acudió a contemplar mi Alegría.

Y todos los días, durante siete lunas, proclamé el advenimiento de mi Alegría desde la azotea de mi casa, pero nadie quiso escucharme.
Y mi Alegría y yo estábamos solos, sin nadie que fuera a visitarnos.

Luego, mi Alegría palideció y enfermó de hastío, pues sólo yo gozaba de su hermosura, y sólo mis labios besaban sus labios.

Luego, mi Alegría murió, de soledad y aislamiento.
Y ahora sólo recuerdo a mi muerta Alegría al recordar mi muerta risa. Pero el recuerdo es una hoja de otoño que susurra un instante en el viento, y luego no vuelve a escucharse más.

©Khalil Gibrán Khalil






CUANDO NACIÓ MI TRISTEZA

Cuando nació mi Tristeza, le prodigué mil cuidados, y la vigilé con amorosa ternura.

Y mi Tristeza, creció como todos los seres vivientes, fuertes y hermosos y llena de maravillosas gracias.

Y mi Tristeza, y yo nos amábamos, y amábamos al mundo que nos rodeaba. Pues mi Tristeza era de corazón bondadoso, y el mío también era amable cuando estaba lleno de Tristeza.

Y cuando hablábamos, mi Tristeza y yo, nuestros días eran alados y nuestras noches engalanadas de sueños; porque mi Tristeza era elocuente, y mi lengua también era elocuente con la Tristeza.

Y cuando mi Tristeza yo cantábamos juntos, nuestros vecinos se sentaban en la ventana a escucharnos; pues nuestros cantos eran profundos como el mar, y nuestras melodías estaban impregnadas de extraños recuerdos.

Y cuando caminábamos juntos, mi Tristeza y yo, la gente nos miraba con amables ojos, y murmuraba con extremada dulzura. Y también había quien nos envidiaba, pues mi tristeza era noble, y yo me sentía orgulloso de mi Tristeza.

Pero murió mi Tristeza, como todo ser viviente, y me quedé solo, con mis reflexiones.

Y ahora, cuando hablo, mis palabras suenan pesadas a mis oídos.

Y cuando canto, mis vecinos no escuchan mis canciones

Y cuando camino solo por la calle, ya nadie me mira.

Sólo en sueños oigo voces que dicen compadecidas: "Mirad, allí yace el hombre al que se le murió su Tristeza".


©Khalil Gibrán Khalil




MACARENA

Entradas populares de este blog

Nacimiento de la Virgen María ♥ MACARENA ♥ UNA VEZ VIVÍ ♥

8 de septiembre. Nacimiento de la Virgen María
http://universoliterario.net/bambina/bambina.htm
MACARENA

PUNTOS CARDINALES DEL APOSTOLADO LEGIONARIO *** MACARENA ***

PROHIBIDO PROPORCIONAR SOCORRO MATERIAL


La Legión de María tiene prohibido suministrar ayuda material y no es que desprecie la limosna material en si, pero resulta erróneo para su apostolado dicha práctica. El socorro por motivos sobrenaturales es algo sublime, se basan en este fin obras asociaciones de bien, como las Sociedades de San Vicente de Paúl, a cuyo ejemplo la Legión se identifica. Pero la Legión actúa en forma distinta. Su base en la entrega de bienes espirituales a toda la comunidad, y esta forma de apostolado es en la práctica el anverso del socorro material.
Alguna de las razones son: que las personas que no tienen necesidad de lo material como ayuda, muy pocas veces verían con agrado este tipo de visitas, y cerraría las puertas.

Deja esto la Legión a otras asociaciones que tienen como premisa este tipo de acción.
La praesidium que cambie estás normas llevará un clima de disgusto para el resto de la Legión. Por lo tanto actuando el legionario, como legionario o como particul…

VIRGEN MARÍA, MÍ REINA *** MACARENA ***

VIRGEN MARÍA, MÍ REINA


Tiene los ojos más puros
que el Buen Dios haya creado.
Una dulzura infinita,
que ni el dolor ha borrado,
es blanca, pura azucena,
Reina de toda realeza,
cuando su alma cobija,
las tempestades se aquietan.
Medianera de la gracia,
nos atavía con perlas
maravilloso rosario
en sus pupilas de estrellas.
Es la Madre del Amor,
padeció todas las penas,
mas es sabia en su misión
de elevarnos en la tierra
hacia un sendero de Luz,
y así alcanzar la dicha plena.
Tiene mirada de sol,
es amiga, compañera,
es Madre, es consejera,
es un lirio de emoción,
Virgen María, mí Reina.


©María del Carmen Menéndez García






MACARENA