Ir al contenido principal

NOMBRARTE *** MACARENA




NOMBRARTE


Despierto y digo tu nombre
en mi silencio.
Te nombro con el alba
cuando la última estrella titila,
cuando miro al cielo,
cuando acaricio a una flor
digo tu nombre...
y, todo... se vuelve Amor.
Extiendo mis brazos
para abrazarte
les siento débiles
en vano intento
son dos palomas sin rumbo;
inertes brazos
ansiosos de ti.
Te nombro, son pocas letras
de música plenas
poseen armonía
danzan en mi boca
pueblan mi alma.
Te nombro y me digo
en mi silencio azul,
¡qué bello es nombrarte!
y vivir así...
Aunque no lo sepas
Aunque no lo notes
Despierto y te veo
te nombro y renazco... feliz.

Mari Carmen

17/09/2008 10:48:47






MACARENA

Entradas populares de este blog

Nacimiento de la Virgen María ♥ MACARENA ♥ UNA VEZ VIVÍ ♥

8 de septiembre. Nacimiento de la Virgen María
http://universoliterario.net/bambina/bambina.htm
MACARENA

PUNTOS CARDINALES DEL APOSTOLADO LEGIONARIO *** MACARENA ***

PROHIBIDO PROPORCIONAR SOCORRO MATERIAL


La Legión de María tiene prohibido suministrar ayuda material y no es que desprecie la limosna material en si, pero resulta erróneo para su apostolado dicha práctica. El socorro por motivos sobrenaturales es algo sublime, se basan en este fin obras asociaciones de bien, como las Sociedades de San Vicente de Paúl, a cuyo ejemplo la Legión se identifica. Pero la Legión actúa en forma distinta. Su base en la entrega de bienes espirituales a toda la comunidad, y esta forma de apostolado es en la práctica el anverso del socorro material.
Alguna de las razones son: que las personas que no tienen necesidad de lo material como ayuda, muy pocas veces verían con agrado este tipo de visitas, y cerraría las puertas.

Deja esto la Legión a otras asociaciones que tienen como premisa este tipo de acción.
La praesidium que cambie estás normas llevará un clima de disgusto para el resto de la Legión. Por lo tanto actuando el legionario, como legionario o como particul…

VIRGEN MARÍA, MÍ REINA *** MACARENA ***

VIRGEN MARÍA, MÍ REINA


Tiene los ojos más puros
que el Buen Dios haya creado.
Una dulzura infinita,
que ni el dolor ha borrado,
es blanca, pura azucena,
Reina de toda realeza,
cuando su alma cobija,
las tempestades se aquietan.
Medianera de la gracia,
nos atavía con perlas
maravilloso rosario
en sus pupilas de estrellas.
Es la Madre del Amor,
padeció todas las penas,
mas es sabia en su misión
de elevarnos en la tierra
hacia un sendero de Luz,
y así alcanzar la dicha plena.
Tiene mirada de sol,
es amiga, compañera,
es Madre, es consejera,
es un lirio de emoción,
Virgen María, mí Reina.


©María del Carmen Menéndez García






MACARENA